El nuevo contexto económico global estrecha las relaciones estratégicas entre España y Marruecos


España y Marruecos mantienen unas sólidas y estratégicas relaciones económicas desde hace ya muchos años. De hecho, ambos son mercados prioritarios recíprocamente, dada la complementariedad de sus economías, su proximidad geográfica y la gran conectividad logística. 


En este sentido, la creciente sofisticación de ciertos sectores de la economía marroquí, junto con su crecimiento demográfico (la población de Marruecos crece cada año en más de 350.000 habitantes) está haciendo que cada vez más empresas españolas se interesen por este mercado emergente de proximidad. 


Relaciones económicas más sofisticadas

Así, desde que en 2005 se firmara el Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre España y Marruecos, se han establecido una serie de acuerdos en diversos sectores que han aumentado la sofisticación de las relaciones económicas entre ambas regiones. Además, desde 2017, Marruecos está considerado como País de Actuación Sectorial Estratégica (PASE) para España, en el marco de la Estrategia de Internacionalización de la Economía Española 2017-2027.


En 2008, se firmó un Memorando de Cooperación Financiera (sujeto a sucesivas renovaciones y dotado, actualmente, de 400 millones de euros). Unos años más tarde, se creó el Consejo Económico Hispano-Marroquí, con el objetivo de profundizar en las relaciones entre los empresarios de ambos países, siendo sus representantes la CEOE y su homólogo marroquí, la CGEM. En 2019, se puso de manifiesto esta relevancia estratégica mediante la visita de la Casa Real española a Marruecos, que fue acompañada por una amplia delegación empresarial e institucional. En este contexto, se firmaron once acuerdos bilaterales en diferentes ámbitos, entre instituciones públicas y privadas.


Cabe destacar la colaboración en materia de energía, con la llegada de la tercera interconexión eléctrica entre ambos países, así como Memorandos de Entendimiento entre las sociedades de los puertos de Algeciras y Tánger (APBA y TANGER MED) para la mejora del tráfico rodado y de personas. Igualmente, se firmaron acuerdos entre las compañías aéreas nacionales IBERIA y ROYAL AIR MARROC para la comercialización de vuelos de código compartido, así como el establecimiento de una base conjunta en la Terminal 1 del Aeropuerto de Casablanca. 


También se firmaron acuerdos entre órganos regulatorios homólogos, como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Autorité Marocaine du Marché des Capitaux (AMMC), y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Conseil de la concurrence.


Un millar de empresas españolas en Marruecos

Marruecos se encuentra entre los diez principales socios comerciales de España, siendo el octavo destino de las exportaciones españolas a nivel mundial, y concentrando el 46% de todas las exportaciones españolas al continente africano.


Por su parte, Marruecos es crecientemente estratégico proveedor para España, situado en undécima posición por valor total de importaciones. La balanza comercial, eso sí, es todavía ligeramente favorable a España. 


En los últimos años, las relaciones económicas entre ambos mercados han pasado de la mera exportación a una creciente complejidad de las mismas. En este sentido, existen más de 1.000 empresas españolas establecidas de forma permanente en Marruecos, con inversión productiva o comercial. 


La proximidad geográfica a Europa y la exitosa estrategia de desarrollo de las autoridades marroquíes del norte del país, muy especialmente Tánger, ha atraído a importantes multinacionales. De cara a poder suministrar a estas grandes empresas como Renault, muchas compañías españolas se han instalado productivamente en las zonas francas especializadas en sectores como automoción, electrónica o el sector eléctrico.


En esta línea, ha aumentado significativamente la subcontratación de producción española en Marruecos en los últimos años. Cada vez más empresas españolas trabajan con sus socios empresariales marroquíes para llegar a terceros mercados en África Occidental (donde los empresarios marroquíes han aumentado exponencialmente su presencia en sectores estratégicos). 


Sector financiero, concursos públicos y turismo

Igualmente, se han establecido de forma sólida y cruzada las principales instituciones financieras. Por parte española, en Marruecos CaixaBank opera con licencia bancaria como un banco de Marruecos y no como una representación, Banc Sabadell tiene oficina propia y el Banco Santander tiene una participación en Attijariwafa Bank, por poner algunos ejemplos.


Y los principales bancos marroquíes están presentes en España, como el BMCE, el Banque Populaire o el propio Attijariwafa Bank. En este sector, cabe destacar la existencia del Fons Mediterrània, un fondo de capital riesgo con sede en Barcelona, que tiene su foco en adquisición de empresas en las economías del norte de África, con una sólida y estratégica presencia en Marruecos.  


Otro segmento que muestra esta creciente complejidad de las relaciones económicas es la importante y consolidada participación de empresas españolas en importantes concursos públicos. En sectores como la construcción, el transporte, la logística, el farmacéutico o las energías renovables, las empresas españolas están muy presentes y ampliamente asentadas. Alsa, Acciona, Abengoa, Gamesa o Magtel han sido algunos casos de éxito en estos sectores.  


Por último, cabe destacar la importancia para Marruecos de los turistas españoles. Estos representan el segundo país de origen del turismo, alcanzando en 2019 más de 2,5 millones de visitantes españoles. El sector turístico español se ha volcado de forma estratégica en Marruecos, con importantes inversiones de empresas como Barceló, Melià o Riu, actuando de tractoras que han atraido a pymes españolas al mercado marroquí.


Y éste es un escenario en transformación. Todo indica que esta complementariedad económica estratégica se va a ver reforzada por las dinámicas generadas por el impacto del Covid19 a nivel global. La redefinición de las estrategias de las empresas para acortar los plazos y distancias de aprovisionamiento y asegurar las cadenas logísticas hará que Marruecos se revalorice aún más como base productiva segura para el empresariado español en los próximos años.




Public Affairs Experts – 13 de abril de 2021




Artículos anteriores


España y Turquía: oportunidades comerciales más allá de la política

Public Affairs Experts

Barcelona – Madrid – Bruselas – Londres
Oficina principal: Rambla de Catalunya, 60, Ático 1, 08007 Barcelona
(+34) 93 639 90 94
www.paeconsultoria.com