Comercio entre el Reino Unido y los países no pertenecientes a la UE: ¿cuál es la situación después del Brexit?



  • La firma de acuerdos comerciales ha experimentado avances significativos


  • No existen acuerdos comerciales entre el Reino Unido y sus dos principales socios comerciales fuera de la UE: EEUU y China


  • Los servicios son una parte importante del mercado de exportación del Reino Unido, pero están excluidos de la mayoría de los acuerdos


La mayor parte de la cobertura mediática del Brexit se ha centrado en el acuerdo de libre comercio del Reino Unido (RU) con la Unión Europea (UE). Esto es natural, ya que la UE es el mayor socio comercial del país. Entre 2016 y 2019, el comercio total de bienes y servicios del Reino Unido en la UE representó el 44% y el 53% de las exportaciones e importaciones totales, y siete estados miembros se encuentran entre los diez principales socios comerciales más importantes del país. Pero, casi seis meses después del final del período de transición, ¿cuál es la situación de los acuerdos comerciales firmados con países no pertenecientes a la Unión Europea?


Cuando el Reino Unido era parte de la UE, los acuerdos comerciales que el bloque firmó se aplicaban automáticamente al país. Fuera de la UE, el gobierno británico ha estado ocupado pactando nuevos acuerdos con países de todo el mundo. Desde enero de 2021, el principal objetivo del gobierno ha sido reducir cualquier interrupción del comercio de bienes y "replicar, en la medida de lo posible", los acuerdos de los que disfrutó el Reino Unido como parte de la UE. Sin embargo, si bien se han cerrado muchos tratos, varios de ellos no tienen el estatus de un acuerdo de libre comercio. 


Existen diferentes tipos de convenios internacionales a los que se aplican los acuerdos comerciales con países no pertenecientes a la UE. Estos incluyen acuerdos que han sido plenamente ratificados y aquellos que están sujetos a diferentes marcos legales o políticos, como los ‘bridging mecanisms’ o mecanismos puente, diseñados para recalcar un fuerte compromiso político y, de manera más práctica, para permitir que el comercio continúe y evitar un abismo.


Public Affairs Experts está analizando los acuerdos comerciales existentes y futuros, como parte de un informe sobre el Reino Unido en el contexto del Brexit y la Covid-19. Avanzamos tres ideas relevantes de este análisis:


La firma de acuerdos comerciales fuera de la UE ha experimentado avances significativos 

El comercio con estados no pertenecientes a la UE ha aumentado tanto en volumen como en términos relativos durante los últimos veinte años, alcanzando un máximo de £743.900 millones y el 52,91% del comercio total en 2019.


Hasta la fecha, se han pactado 31 acuerdos comerciales con 62 países (aproximadamente el 32% de los países del mundo). De estos, 24 son pactos bilaterales y 7 son acuerdos con bloques comerciales o uniones aduaneras, como los alcanzados con Panamá y Costa Rica como parte del Acuerdo de Asociación Reino Unido-Centroamérica.


Sin embargo, las relaciones comerciales bilaterales se ven eclipsadas por los siete bloques comerciales que representan casi el 61% del total de acuerdos comerciales del Reino Unido, que entraron en vigor en enero. Estos pactos son con grupos de países que, en su mayor parte, actúan como bloques comerciales colectivos: Centroamérica, los países andinos, África oriental y meridional, los estados del Pacífico, Islandia y Noruega, la Unión Aduanera de África Meridional y Mozambique (SACUM) y CARIFORUM.


No existen acuerdos comerciales entre el Reino Unido y sus dos principales socios comerciales fuera de la UE: EEUU y China

En 2019, las exportaciones del Reino Unido a estados no pertenecientes a la UE alcanzaron un máximo del 57,4%, del mismo modo que las importaciones, que llegaron al 48,2%. Los cinco principales socios de exportación con el Reino Unido fuera de la UE fueron Estados Unidos (27,01%), China (9,4%), Suiza (4,59%), Japón (3,59%) y Noruega (3,47%). De estos, el gobierno de Johnson ha firmado tres acuerdos bilaterales o de continuidad con Japón (que incluye bienes y algunos servicios), Suiza (la mayoría de los servicios están excluidos) y Noruega (cubre solo bienes). Sin embargo, es poco probable que los acuerdos comerciales con sus dos principales socios comerciales fuera de la UE -Estados Unidos y China- lleguen a concretarse en el corto plazo, y su negociación plantea problemas políticos importantes para el gobierno.


El Reino Unido también ha fortalecido su relación comercial con la Commonwealth, que representó alrededor del 9,1% del comercio total del Reino Unido en 2019. Hasta la fecha, se han firmado acuerdos con 28 de los 53 estados independientes y varios territorios británicos de ultramar que forman el grupo. Además, se han acordado o se espera que se firmen varios tipos de acuerdos comerciales o de inversión con los cinco principales socios comerciales de la Commonwealth: India, Canadá, Australia, Sudáfrica y Singapur.


Los servicios son una parte importante de las exportaciones del Reino Unido, pero están excluidos de la mayoría de las ofertas

Un pilar central de la filosofía del gobierno es "Global Britain", un eslogan que pone el foco en la expansión de las empresas, las habilidades y el talento británicos en todo el mundo, como un pilar de su estrategia económica posterior al Brexit y su creencia en el libre comercio. Se ha avanzado significativamente en la firma de acuerdos comerciales fuera de la UE, pero la mayoría de ellos cubren bienes y no servicios. Esto es importante, ya que la economía depende en gran medida de los servicios, que representan aproximadamente el 80% de su producto interior bruto y el 46% de sus exportaciones. Además, los servicios no figuran de forma significativa en el acuerdo de libre comercio de la UE, el mayor socio comercial de servicios del país.


La mayoría de pronosticadores económicos independientes prevén un impacto negativo para la economía del Reino Unido en los próximos años, en parte debido a las nuevas barreras al comercio de servicios con la UE. El gobierno planea llegar a acuerdos con relación a los servicios con algunos de los estados no pertenecientes a la UE con los que ya tiene acuerdos, como Turquía, Canadá y México. Además, el Reino Unido busca unirse al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP en inglés), un club comercial que incluye a Japón, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Vietnam, Singapur, Malasia, Brunéi, México, Chile y Perú. Si esto tiene un impacto significativo en la reducción de la pérdida de comercio por la salida del RU de la UE es otra cuestión, pero con el tiempo puede suponer algunos beneficios para el mercado de servicios británico.


La política comercial es una de las piedras angulares del Reino Unido después del Brexit, con muchos desafíos por delante y nuevas condiciones comerciales y barreras a la hora de comerciar con terceros países. Si quieres abordar esta cuestión o conocer las implicaciones que puede tener sobre tu empresa u organización, contacta con nosotros y estaremos encantados de intercambiar puntos de vista.




Public Affairs Experts - 26 de mayo de 2021




Artículos anteriores


To achieve net zero decarbonisation UK government will need to improve the way it works


El nuevo contexto económico global estrecha las relaciones estratégicas entre España y Marruecos






Imagen: Cabinet Office, OGL 3, via Wikimedia Commons




Public Affairs Experts

Barcelona – Madrid – Bruselas – Londres
Oficina principal: Rambla de Catalunya, 60, Ático 1, 08007 Barcelona
(+34) 93 639 90 94
www.paeconsultoria.com