Public Affairs: nuevas tendencias de una disciplina en auge

Los public affairs están experimentando un gran auge en los últimos años en España. Tanto el sector privado (empresas, patronales, fundaciones, organizaciones sociales) como el público (políticos e instituciones) son cada vez más conscientes de la necesidad de profesionalizar las relaciones entre ellos para alcanzar los objetivos corporativos, en el caso de los primeros; y conseguir mayor consenso y legitimidad a la hora de crear nuevas regulaciones y políticas públicas, en el segundo caso.


Y es que a la inestabilidad política y el multipartidismo que impera en el país desde hace años, se une ahora la irrupción de la pandemia del COVID19 y la consecuente crisis que ha provocado. Un contexto en el que es necesario comprender en todo momento cuál es la evolución de la actualidad, así como los diferentes escenarios de actuación y los stakeholders implicados. Los equipos de public affairs son clave para responder rápidamente a la emergencia y mantenerse al día de las últimas tendencias del sector, que permitan elaborar estrategias con mayores garantías de éxito.


Nuestro equipo de expertos, liderado por Joan Roselló, socio-director de Public Affairs Experts, analiza algunas de las grandes tendencias de la disciplina, que tanto el sector público como privado deberían tener en cuenta:


1. Data y anticipación de escenarios

Junto a los efectos del Covid19, la irrupción del poder de los datos es, sin duda, una de las principales tendencias que ya son parte de nuestro día a día en la profesión. Data en estado puro. El uso masivo de datos agregados nos permite apreciar y vislumbrar múltiples oportunidades que, vistas de un modo individual, no se podrían detectar. 


2. Predicción de voto

Una idea del potencial aplicado del uso de los datos en los asuntos públicos es una de las líneas más interesantes que hemos empezado a explorar en Public Affairs Experts: la predicción del voto de todos y cada uno de los integrantes de un legislativo sobre cualquier tema de interés. Con históricos ya contrastados de posicionamientos en redes y medios digitales, podemos saber cuáles son las opiniones sobre un tema en cuestión de cada uno de los votantes potenciales de una cámara parlamentaria. Eso, junto a quiénes son las personas que generan mayor influencia sobre cada uno de ellos, nos permite anticipar, con grados especialmente elevados de cercanía, “qué es probable que vaya a votar” cada señoría, sin ni tan sólo haber hablado con esa persona.


3. El Covid19 redibuja la aproximación presencial

Parecerá una cuestión obvia, pero el Covid19 ha obligado a que muchos de esos assets que se lograban en el espacio habilitado para una conversación cercana y presencial, deban replantearse en no pocas ocasiones. Empezando por limitaciones de aforo cuando uno va a ver a un representante público junto a un número relativo de acompañantes. Ese aspecto obliga a reconceptualizar el potencial de redes seguras de comunicación a nivel virtual, y a simplificar al extremo la tipología de asistentes en toda reunión, entre otros.


4. Stop fakenews

Otra tendencia, a nuestro parecer, es la instrucción a modo activista que cada vez más van a tener que realizar consultoras como la nuestra. La detección y prevención de fakenews, así como la ilustración del montaje tras cada una de ellas, para evitar que estas puedan incidir intencionadamente en la percepción de aquellos que van a tener que tomar decisiones sobre los asuntos de nuestro interés.


5. Consolidación del multipartidismo

Desde la irrupción de Podemos y Ciudadanos en el escenario político español, la lógica bipartidista tradicional se ha roto. Con los años, lejos de revertirse, el multipartidismo se ha consolidado y ampliado, con el consiguiente cambio de paradigma. Si las empresas ya sufrían un ecosistema administrativo complejo, el nuevo contexto obliga a tener un conocimiento amplio de las dinámicas políticas y una gran capacidad de adaptación. Los equipos de public affairs tienen el enorme reto de guiar a las empresas en el laberinto político que supone la política actual de la inmediatez. 


6. Pedagogía transversal

Los asuntos públicos no solo son una disciplina relativamente joven en España, sino que suele asociarse a una actividad opaca y relacionada con el tráfico de influencias. Es necesario hacer pedagogía para normalizar el derecho de las empresas y organizaciones a expresar su opinión en los procesos de toma de decisión de las administraciones. De esta forma, se favorece que las legislaciones y políticas adoptadas dan respuesta a las necesidades reales de la sociedad.




Public Affairs Experts - 2 de noviembre de 2021

Public Affairs Experts

Oficina principal: Rambla de Catalunya, 60, Ático 1, 08007 Barcelona
(+34) 93 639 90 94
www.paeconsultoria.com