Estados Unidos en Cataluña: la relevancia de la potencia mundial en la escena local

Todas las embajadas y consulados de países tratan de utilizar sus respectivas fiestas nacionales para tejer relaciones con las autoridades locales y dar a conocer su historia como país, su cultura y su idiosincrasia, además de considerarse oportunidades de ejercicio de diplomacia soft power.


Una de las fiestas más conocidas y reputadas de este tipo, es la celebración del Independence Day, que celebra el 4 de julio la independencia de Estados Unidos. Con ese motivo, el consulado norteamericano en Barcelona celebró su efeméride el pasado miércoles 6 de julio, tras dos años de parón por el Covid19.


Antes de la pandemia, el evento era una celebración de encuentro entre los múltiples integrantes de la vida pública de la Ciudad Condal, con sintonía con el país norteamericano. Este hecho se ratificó en la celebración de este año, donde volvieron a reunirse importantes autoridades y cargos públicos, grandes empresarios o directores de medios de comunicación, entre otros. El encuentro supone una plataforma única para reencontrarse y conversar con toda tipología de actores. El encuentro supuso una plataforma de networking, espacio donde, bien sabemos, se tejen y logran los negocios, acuerdos y conversaciones esenciales para el avance de proyectos.

 

Particularmente este año la cita adquirió mucha más relevancia por el hecho de que Katie Stana, llegada a Barcelona a principios de 2022, se estrenaba en un evento propio como nueva cónsul, quien tiene a su haber casi 20 años de experiencia en la carrera diplomática. Stana tendrá la oportunidad de permanecer en Barcelona durante tres años, el tiempo máximo de administración del cargo según el funcionamiento de la diplomacia estadounidense.

 

¿Por qué es relevante para Barcelona este evento? Según datos de la Agencia de Competitividad Empresarial de la Generalitat de Catalunya (ACCIO), el 16% de las casi 9.000 filiales extranjeras presentes en Cataluña son de origen norteamericano. También se calcula que, por cada euro invertido en la atracción pública de empresas extranjeras, se obtienen 221 de retorno. Así, Estados Unidos se convierte en un actor clave para el desarrollo de la economía catalana.

 

Por otra parte, la mayoría de los discursos políticos locales apuestan por la digitalización y la captación de inversionistas y startups, con la intención de consolidar a Barcelona como hub de innovación, carrera en la que están involucradas varias ciudades españolas. Tener de aliado a Estados Unidos, cuna del Venture Capital, se hace esencial para lograr ese objetivo.


Stana ya ha dado muestras de acercamiento con el gobierno actual, en una etapa menos compleja a la que vivieron sus antecesores, quienes tuvieron que enfrentar el referéndum del 1 de octubre. A principios de año se reunió con el president Pere Aragonès, y con la presidenta del Parlament, Laura Borràs, con quienes habló sobre la realidad política catalana; a quienes también invitó para la celebración del 4 de julio.

 

Otros invitados fueron Jordi Sánchez, exsecretario general de Junts, quien estuvo condenado a 9 años de prisión por su participación en el procés, y el teniente coronel Daniel Baena, responsable de la investigación del 1-O, quienes sostuvieron una breve conversación.

 

La invitación de ambos extremos del conflicto supone una clara señal por parte del consulado estadounidense en la escena política catalana. A eso se le suma la declaración de Katie Stana durante su discurso sobre los propios problemas internos que afronta el país, los cuales afirmó preferir abordardos en la arena pública en vez de hacer ver que no existen: “Eso es lo que diferencia las democracias de las autocracias”.

 

Una mirada que se suma al gesto realizado por Joe Biden semanas atrás hacia el gobierno español respecto a las relaciones bilaterales mantenidas por ambos países, que adquiere especial relevancia en un contexto europeo marcado por la guerra en Ucrania y los desafíos que trae consigo la ola migratoria del norte de África a Europa, con los cuales el gigante norteamericano se ha comprometido cooperar.


La relación de Public Affairs Experts con el país norteamericano no es nueva, ya que hemos tenido la oportunidad de asistir invitados a dicho evento desde el pasado 2016. Aún así, es la primera vez que un cónsul se refiere a los grandes conflictos de manera abierta y transparente, lo cual ya marca un antes y un después para el desempeño de su papel en la escena local.



Public Affairs Experts

Oficina principal: Rambla de Catalunya, 60, Ático 1, 08007 Barcelona
(+34) 93 639 90 94
www.paeconsultoria.com