Comunicación y asuntos públicos, una simbiosis natural

Comunicación y asuntos públicos, una simbiosis natural


En la práctica profesional de los asuntos públicos, una buena estrategia comunicativa es un elemento imprescindible para el buen manejo de la profesión. El consultor en asuntos públicos entiende el contexto del sector público y necesita de una buena metodología para hacer que su cliente gane influencia entre los poderes decisores. En los últimos años, vemos como muchas consultoras que en el pasado se especializaban en tan solo una de las dos disciplinas (especialmente la comunicación) ahora tratan de tener presencia en ambas. Relaciones institucionales y opinión pública, son sin duda alguna una simbiosis natural.


El éxito en los asuntos públicos dependerá de la habilidad con las que el profesional interprete cuál es la opinión pública, como esta puede conectar con las demandas de su cliente, y como crear e impulsar un discurso público que tenga trascendencia en el resto de actores decisores. Es en dicho contexto, una vez pueda validarse que hay un reclamo real por parte del mayor número de actores, que todo interlocutor institucional siempre será más proclive a analizar cuáles son las propuestas expuestas en sintonía al interés general. Por lo tanto, asuntos públicos y comunicación, son definitivamente una combinación clave para el éxito.


La comunicación de posicionamiento de toda necesidad debe partir por definir un público objetivo de un modo claro. Una audiencia que conecte con una misma visión, una misma necesidad y urgencia por aportar una solución, un colectivo determinado al que transmitir un mensaje. El proveedor de un público, de una razón de ser y de un mensaje a dar, será por tanto el profesional de los asuntos públicos, en simbiosis con una opinión pública que realmente evidencie y crea que la solución propuesta por el operador privado sería el mejor escenario para el interés general.


Actualmente, si bien los asuntos públicos ya son una disciplina consolidada y que sigue en crecimiento, para el grueso de la ciudadanía la profesión sigue siendo vista con cierto desconocimiento. A tal efecto, la comunicación juega también un papel fundamental en tanto que transmisora a la población de la actividad regulatoria, facilitar su comprensión para los públicos no técnicos y exponer la relevancia democrática que cualquier operador no político pueda compartir sus puntos de vista. La transparencia de las instituciones políticas y cuáles son los procesos seguidos en toda tramitación regulatoria o legislativa, resulta consecuentemente absolutamente fundamental.


Los asuntos públicos son una disciplina que indirectamente afecta a la vida diaria de la ciudadanía, y gracias a la comunicación como herramienta, éstos no solamente ganan poder de expansión, sino que deben conseguir transmitir y explicar a la opinión pública, con total transparencia, la importancia de su función y el papel que hayan jugado en un proceso en cuestión. Todo ello se dará gracias a una buena estrategia comunicativa del profesional de los asuntos públicos, tanto de puertas adentro para conseguir sus legítimos objetivos como de puertas afuera para aportar transparencia y exponer toda actuación ante la ciudadanía.


En conclusión, la comunicación y los asuntos públicos generan una dependencia mutua que ha provocado que, en los últimos años, muchas de las consultorías que tenían su campo de acción en la comunicación, hayan querido ampliar su radio de influencia a los asuntos públicos, entendiendo que la propia actividad profesional requiere de profesionales expertos en el funcionamiento de la opinión pública y la comunicación. Del mismo modo que muchas de las empresas profesionales de los asuntos públicos apuestan ya por incluir entre su propuesta de servicios la asesoría en comunicación, haciendo patente la conexión entre ambas disciplinas.





Public Affairs Experts

Oficina principal: Rambla de Catalunya, 60, Ático 1, 08007 Barcelona
(+34) 93 639 90 94
www.paeconsultoria.com